sábado, 29 de septiembre de 2012

Desayuno de princesa 29SEP12

Lo dicho, te sale más barato renovar todo mi armario que darme de comer.

He dormido poco, seis horas, cuando suelo necesitar mínimo 8 parar reponer fuercitas. Pero chica, me he levantado como una rosa.

De esos (peligrosísimos) momentos en que pienso, pse, no tengo mucha hambre. Me he puesto un café (tipo 9:30), tancazo de café.

A las dos horas y media (que me han cundido mucho estudiando), he ido a ponerme otro café, y todavía no tenía hambre.
La cagamos, al abrir la nevera he visto media cebolleta poniéndome ojitos, huevos, bacon y mi querido parmesano...


He tostado una rebanada de pan y lo he adornado con perejil, que también se come y le da un puntito picarón.


Más que desayuno de princesa es desayuno de guerrero espartano.

Al recoger la cocina (el huevo cuando se seca es bastante asqueroso, suelo hacerlo casi inmediatamente) se me ha caido la sartén en la mano izquierda y no he dicho cáspita precisamente. Coja y manca, una joyita, oigan :P
No, no ha sido nada ¿eh?

En fin, buen sábado y océanos de amor :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Déjame unas letritas, anda, que me hace mucha ilu.
Intentaré contestarte, palabrita ;)

¡Océanos de amor!