martes, 11 de septiembre de 2012

Pollo con leche de coco y curry y arroz a la menta

Hoy estoy lenta, abotargada, entumecida y tontorrona.
Supongo que influye la paliza de kilómetros que me estoy metiendo con la elíptica.
Si el cuerpo está cansado, cuesta moverse mentalmente también.
Cuando estoy así, tontorrona mental, como dulce y cocino con mantequilla. Ingrediente que suelo dejar bastante de lado.
hasta que me pego esta fiesta de mantequilla.


Por un lado el arroz:
Sartén, cubito de mantequilla, salteo un puñado de arroz, hasta que pasa de transparente a blanco, sal, pimienta y caldo. Esta vez he utilizado caldo de pollo. Y de brick. Sale más rico si se hace con caldito casero. Suelo tener congelado. Pero tengo la nevera tiesa :)
Vueltas, los primeros 5 minutos que hierva a borbotones, y en ese momento añado la menta fresca picada. Y toooodo huele a menta, delicioso.
Personalmente el arroz blanco siempre termino toqueteándolo, así que suelo hacer falsos risotti.
Añado un poco de caldo, chupchup, vueltas y repito la operación.
Hasta que el arroz se queda al dente y no a la muela.
Retiramos.

Por otro lado el pollo:
Lo limpio, lo corto en trocitos monos y de tamaño proporcional (los ojos también comen) y salteo en la misma sartén donde he hecho el arroz, con otro poco de mantequilla.
Cuando ya han cogido un color marroncito lujurioso, añado piñones y dejo que se doren.
Añado un vado de leche de coco y una auténtica salvajada de curry. Sal, pimienta y vueltas.
Cuando la salsa reduce y el pollo está blandito, emplato.

Océanos de mantequilla, Digoo, océanos de amor ;)

4 comentarios:

  1. tiene una pinta exquisita, te ha quedado divino, me encanta el pollo con leche de coco.
    besoss guapaaaaa

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias guapa! Océanos de leche de coco ;)

    ResponderEliminar
  3. me encantan las mezclas exóticas, esta tiene una pinta estupenda.
    Con leche de coco no lo he probado nunca. un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero que moral tienes, yo soy incapaz de ponerme a ella, la tengo cogiendo polvo en la despensa.
    La receta te ha quedado de lujo, muy rica.
    Un besín.

    ResponderEliminar

Déjame unas letritas, anda, que me hace mucha ilu.
Intentaré contestarte, palabrita ;)

¡Océanos de amor!