Ir al contenido principal

¡Un año aquí!

Esto va a ser una entrada personal (es mi blog ¿no?), y cotilla, muy cotilla. Atiborrada de fotos...
Personalmente me encanta cotillear casas, pues bien, os voy a enseñar el proceso de mudanza de la mía.

Mi casa es mi cueva, mi base de operaciones. Puedo pasar más o menos tiempo en ella, según la racha trabajadora, farrera que lleve, pero es donde cargo pilas, donde me pego mis buenos #bragastime donde cocino y me olvido, donde me entreno...
Por eso voy a compartir cómo transformé mi casa en mi hogar. Es hortera, pero así lo siento. Una casa son cuatro paredes mejor o peor puestas, hogar es llenarla, cuidarla y personalizarla con tu vida, con tus detalles.

Llegué hace un año. Por estas fechas andaba hecha una verdadera mierda.
Rompí con mi pareja, llevábamos 4 años y medio largos.
Llegué con mi nube negra de tristeza, de comecome de cabeza y un sinfín de ralladuras.
Estuve casi tres meses encerrada en mi misma y en casa.
En vez de océanos de amor, eran océanos de clines :)

Los primeros días dediqué a hacer planos y a jugar al tetris en papel.

Del dormitorio:


 Y del salón:
Dormía en un colchoncillo de viscoelastica, con el brazo en cabestrillo a todas horas, volcada en la casa, en planificar, organizar y limpiar.

- LA CASA VACÍA:

De esta casa me enamoró la luz, tiene muchísima, sin hacer demasiado calor. Es pequeña, pero muy bien distribuida. El barrio deja que desear, pero se agradece en el precio. La cocina es independiente, enana, pero práctica, la vitro es desesperante, pero nos vamos entendiendo, y el horno... el horno va a su rollo.

El Salón:


La entrada:
 El cuarto de baño:
El dormitorio:

 La cocina:

Y la miniterraza:

Pues bien, "sólo" me costó tres visitas interminables a Ikea, con sus peleas porque el código que ponen en el catálogo es diferente al de la tienda, por que no han incluido la instalación de lámparas en el último momento, en fin, lo que viene a ser una mudanza.
Pero la hice en modo princesa, oigan, no se puede llorar y clavar muebles a la vez. Me encantan las chapuzas, y me pone todo lo relacionado con taladros, niveles, etc... pero quería que fuera rápido, efectivo y rápido (sí, dos veces rápido).
Así que pagué otro pastón por el transporte y por la instalación. 

Aquí el video del caos, del 14 de septiembre. Al día siguiente volví al curro después de unas vacaciones de infierno. Es lo que tienen las rupturas. Volví besando mi mesa. Deseando llenar la cabeza con trabajo, estar ocupada.

-EL MONTAJE:


Después de muchas horas, quedó algo más resultona:

Y el baño, que quité el armarito azul y puse uno blanco más ancho y menos profundo:

Sí, al principio todo, pero todo, lo dejé organizado, clasificado y cuantificado. Por suerte según volví a resurgir y a abrir mi casa a la gente, me fui relajando, aceptando que cuando viene gente se dejan la luz encendida, o la ropa fuera de determinado lugar. Y menos mal, me estaba dando miedito yo misma :)

El cajón de mi mesa o el costurero como ejemplo:



Os dejo algunas fotos de la casita, aunque ya la he cambiado cincuenta veces. Me encanta mover muebles...






Me gusta esta casa, me gusta mi hogar :)
Espero que a vosotros os haya gustado la entrada.
Océanos de amor.

Comentarios

  1. Tienes una casa muy acogedora y encantadora...me ha encatado la visita!! :)

    ResponderEliminar
  2. #mudanzaprincesa te ha quedado genial. compartes el.mismo vicio q mi mujer d cotillear casas y mover la suya. espero q estes en ella el tiempo q quieras y sea siempre tu hogar. Biquiños

    ResponderEliminar
  3. ¡Por fin vuelves a ser tú! Me gusta mucho tu casa, transmite alegría. Además, la recoges en un satiamén.

    Este fin de semana se cumplieron 9 años desde que nos mudamos, ¡todavía me dan repeluquis! La hicimos nosotros solos. Si hay próxima vez lo hago, no en plan princesa, sino en plan reinona, ¡hasta los zapatos los tuve que tirar de lo que sudé con tanto mueble abajo, mueble arriba!

    Mi casa pasó a ser mi hogar cuando una noche, llegando de estar de juerga, entramos, inspiré hondo y me llenó su olor, me volví y le dije a mi gente. "la casa ya huele a nuestra casa"

    Besitos, guapísima.

    ResponderEliminar
  4. Se ve muy bonita así que espero disfrutes mucho de ella.


    abrazos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Déjame unas letritas, anda, que me hace mucha ilu.
Intentaré contestarte, palabrita ;)

¡Océanos de amor!

Entradas populares de este blog

#tortillas de patata por encargo en Madrid :) #tortillamiotraella

Pues eso, que me está gustando esto de hacer tortilla de patatas y me están saliendo encarguitos.
Como quiero que salgan más, os dejo este post para que babeéis un poco y os lancéis, siempre que estéis en Madrid.

La tortilla es de las formas más fáciles y bonitas de decir te quiero.

Ha llovido bastante desde ese post, pero mi tortilla, sin duda, ha ido a mejor. Baja Modesto ;)

La receta es sencilla. Buen producto y amorcito.
Patata gallega, natural; huevos frescos, cebolla blanca dulce y aceite de oliva virgen extra.

Dejo la patata tostada pero empapadita en el huevo, emulsionada con la cebolla. Sellada por fuera, jugosa por dentro, pero no chorreante de huevo.



Observa la foto de arriba para ver la textura. O vete a Bululú (santa cruz de marcenado 13) de lunes a viernes sobre las 10 AM a probarla :)




El precio es de 15€ por tortilla y glovo a medias. El pago es a través de mi página de Paypal. Acepto regalos, jajaja. 
Para encargarlas, me mandas un correo, el día anterior sería lo ideal, si no,…

Tortilla de patatas para Fermín

Hoy os hablaré de Fermín y Adela.

Entre los dos llegan a los 120 años y Fermín siempre suelta el chascarrillo entre lo que suman y el peso del matrimonio. Adela ya no le ríe la gracia. Pero se enternece.
Atrás quedaron las tardes en el paseo. Fermín queriendo avanzar, con sus grandes manos, con dedos gruesos, rollizos, rojizos, manoseando curvas y recovecos y Adela frenando por educación, por el debe ser, sofocada, ruborizada y por supuesto, excitada.
Atrás quedaron las noches en vela. La una cargada con el biberón. El otro haciendo encaje de bolillos con la nomina.
Los chicos se fueron.
La casa se quedó tranquila. Lejos de la jarana y la alegría de una casa con críos.
Adela quiere nietos. Quiere volver a sentirse útil, adorada, idolatrada y heroína.
Fermín quiere tranquilidad. Los chicos están bien, no se preocupa. Los nietos serian bienvenidos, pero sin angustias. Que ahora las relaciones no son como antes.
Sale pronto del trabajo. Le queda poco que amasar. Es panadero. Su frase favorita (c…

Maternidad y huevo hilado

Ser madre conlleva mucha generosidad. Tendría un montón de cosas que añadir, pero la más representativa es esa.

Me muero de ganas de darte ese amor incondicional, con la paciencia y constancia que requieren. Pero, y es un pero muy gordo, me apabulla coartar tu libertad, o todo lo contrario, que no sientas mi respaldo, mi abrigo, mi apoyo.

No quiero que ser madre me transforme en madre únicamente. Me encantaría ser capaz de amar apasionadamente a una pareja, conseguir mantenerme estable con ella, con límites, contigo como elemento principal, pero sin olvidar mi persona, y, si fuera posible, a mi pareja.

Soy un desastre con las relaciones. No un desastre, se me dan bien, comenzarlas, pero en cuanto me disuelvo en mi propia entrega, me pierdo, y huyo para volver a encontrarme. Y se acaban.

Hasta ahí no hay mucho problema, somos adultos, los éxitos y los fracasos son parte de nuestra vida. Mientras sepamos sobrellevar la mala conciencia.

Pero entra en juego un retoño.

Mis padres se divorc…