martes, 9 de octubre de 2012

De obras y de comida

El edificio de enfrente está en obras. Llevan más de una semana montando andamios, pintando la fachada del edificio y tirando parte de ésta. No sé para qué. Y tengo curiosidad. En la segunda foto veis la parte de fachada que han picado.




Soy cotilla. Todos los somos, pero hay niveles. A mí me causa curiosidad, pero mi amiga N no se separaría de la ventana, observando y controlando cada movimiento.

Yo les oigo cuando preparo mis desayunos de princesa, las comidas, o los picoteos de media tarde. Ellos me oyen con la escandaera que monto cuando hago elíptica y canto a voz en grito. El otro día incluso me dijeron algo. Me di cuenta cuando estaba en bragas en la cocina. No sé si me vieron o no, pero tampoco me importa demasiado. Estoy en mi casa.

El caso es que hoy se han pasado la santa mañana hablando del almuerzo, que "su Concha le había preparado un pinchito de tortilla que se iba a cagar la perra". Palabras textuales. Que tenían que conseguir una barrita de pan. Que si yo traigo unos choricitos de mi pueblo, que los he hecho a la sidra... ¡Basta! Tenía que comer tortilla, y porque no tenía choricitos, que si no...


Y ahí va mi tortilla. Es con cebolla y versionada. Me apetecía añadirle cebollino y comino, y así he hecho. En tuiter (@miotraella ) me han dicho que eso es un insulto a la tortilla. Pero a mí me ha encantado.

Por un lado he dorado la cebolleta, picada finita. He dejado escurrir y he retirado. He pelado las patatas (3) y las he cortado en lonchitas medianas. He esperado a que se calentara el aceite (siempre de oliva virgen extra) y he dejado que se dorasen.
Una vez doradas, he retirado las patatas y las de dejado escurriendo. Mientras, he batido los huevos (3), con sal, pimienta, cebollino recién picado y una pizca de comino.
Patatas y cebolleta escurridas, huevos batidos, sólo falta mezclar ambos. Y dejar que la patata se ablande un poco, que chupe un poco el huevo.
Guardo el aceite de las patatas y vuelvo a calentar la sartén. Echo la mezcla, dejo que se tueste y vuelta. ¡Lo bien que le doy la vuelta ahora y lo mal que se me daba cuando empecé! :)
Dejo dorar un poco y listo. Pero ahí depende de los gustos. A mí me gusta muy jugosa. Dejo reposar, al menos 10-20 minutos, depende del hambre que tenga.

He acompañado de una ensalada de lechuga, feta y salmón:


Y listo. Muchas gracias por leerme, y, que no falten: ¡Océanos de amor! :)



15 comentarios:

  1. Pues a mi no me parece mal echarle comino a la tortilla. Chica, la tortilla lo aguanta todo!! Aquí en Canarias se usa mucho el comino y me parece una especia estupenda. Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Jajajjaja, si es que la tortilla es así: oyes la palabra, y hay que comerla!!!
    Pintaza.

    ResponderEliminar
  3. Killa, que cada uno se hase la tortilla como la da la gana. Y se pasea por su cosina como le parese. Y se come loh chorisito der pueblo como quiere o puede, y mira a lah vesina dehde el andamio a vé si cae argo. Y en pá to er mundo.

    Besitoh.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena anécdota guapa!!! Y la tortilla se hace como una quiera!!! He dicho!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchísima envidia. Solo he hecho una tortilla de patatas en mi vida y es mi némesis. Debería suplir esa carencia. Es más, suele darme flojera comer huevo. Si hablamos de tortilla de patatas, ya ni te cuento. Habré comido un triángulo o dos en el último año, no más. La tuya tiene un color dorado precioso, por cierto. Un día de estos, Itzi, un día de estos me pondré las pilas y haré una tortilla. Un día de estos...

    Besos :D

    ResponderEliminar
  6. Señora Tartufo,
    Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión :)
    Para gustos los colores, ¿verdad? :)

    Océanos de amor

    ResponderEliminar
  7. Eva,
    ¡Gracias!
    Océanos de amor...

    ResponderEliminar
  8. Jo Angusete, muchas gracias :D
    Océanos de tortillas.

    ResponderEliminar
  9. Killo,
    Me parto contigo, de verdad :)
    Océanos de killeces

    ResponderEliminar
  10. Delantaaaaaal, ¡tú por aquí!
    ¡Que ilu!
    Muchas gracias rebonita :)

    Océanos de amor

    ResponderEliminar
  11. Carlos, no hay que sacarse exigencias innecesarias, que ya me como yo tus raciones vitales de tortilla :P
    Increíble, con el pedazo de blog que tienes...

    Océanos de amor ^.^

    ResponderEliminar
  12. Eres cotilla, pero tambien buena cocinera.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Pakiba :)
    Océanos de amor.

    ResponderEliminar
  14. Que no soy cotilla para nada!!!!Tus vecinos son escandalosos y exhibicionistas!!! Yo qué culpa tengo...N ( Y esa tortilla se te ha quemado. Ya te daré unas clases. Que en el resto eres un crack...pero en tortillas no me ganas)

    ResponderEliminar

Déjame unas letritas, anda, que me hace mucha ilu.
Intentaré contestarte, palabrita ;)

¡Océanos de amor!