Ir al contenido principal

Cocinando con cerezas :)

Pues a ver, aprovecho que tengo un hueco en una terracita y os voy a contar mi experiencia de esta mañana con @picotadeljerte
El taller ha sido en la escuela de hostelería de Madrid, que ya el sitio mola.

Nos han mostrado un montón de platos apetecibles y nos han explicado cada uno de los cocineros cómo los han realizado.



Han utilizado la variedad Navalinda que es la única que mantiene el rabito.
También hemos visto que las cerezas son bajas en grasas, perfectas para la operación bikini; que tienen vitaminas a porrón, calcio, potasio, y antioxidantes. Además perfectas para el estrés y el insomnio. No, si ya te digo que tengo que cocinar más con cerezas :)))

Comenzamos con bebidas, como Pink mojito y cherrypolitan (con alcohol) y Valle del Jerte (sin alcohol). Todas con zumito de cerezas como base.
Luego calentamos con un gazpacho de cerezas (del Jerte, claro está), que es más bien una sopa fría de tomate y cereza. Refrescante y deliciosa. Me ha encantado.

Cucurucho con espuma de queso de la Serena y coulis de cereza. Estaba rico, pero me ha faltado un puntito de sabor. Demasiado sutil, pero también está bien para descansar el paladar y prepararlo para emociones más fuertes.

Como el milhojas de cebolla con queso de los ibores, bacon y chutney de cereza. Perdón, pero el único adjetivo que cabe aquí es: orgásmico.
Las albóndigas de cordero con curry de cereza también estaban impresionantes. Lo del curry de cereza me lo apunto. Ese contraste de dulce guerrero me ha encantado.

Chuletitas de cordero villaroy con chutney de cereza estaban muy buenas pero no resultaban cómodas de comer en un bufé estando de pie.
Los fingers de queso tenían muy buena idea, unos con sésamo banco y otros con pistacho, pero me han resultado algo secos. Por sacar alguna pega. Estaban muy ricos.

Terminamos con el jubileo de cerezas con queso de la serena. Delicioso y con un punto de alcohol, juraría.

Y los chupachups de cereza rellena de queso de los ibores con gelle de pimentón de la vera.

Todo elaborado con aceite de oliva DO Monterrubio y sugerían vinos DO Ribera del Guadiana para maridar (ya sabéis que soy abstemia).

Nos han dado un montón de información, un cuaderno (soy la loca de la papelería) y un librito de recetas con un montón de ideas que pienso poner en práctica. Y nada más, esa ha sido mi mañana :)

¡Océanos de cerecitas ricas! ^•^

Comentarios

  1. Bueno ya era hora de manifestarme por tu blog que te sigo desde hace rato ya por instagram. Estoy enamorada de tus desayunos de princesa y de todas tus descripciones. Me encantan las cerezas, de hecho una vez me regalaron una caja con tres kilos y me comí un kilito entero de una sentada, yo solita, como una campeona.
    Es mi fruta favorita, pero la verdad es que no la uso en platos calientes. Me voy a apuntar lo del chutney para acampañar alguna carne.
    Besos desde Canarias

    ResponderEliminar
  2. Espectacular! Me encanta como lo describes Itzi! Me alegro que lo hayas pasado tan y tan bien!!! Muchos besotes! (noe de iG, la de los croissants) jajajja

    ResponderEliminar
  3. menuda pasada de recetas!!! seguro que saliste muy contenta...
    besazoooooos

    http://conlatripallena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Déjame unas letritas, anda, que me hace mucha ilu.
Intentaré contestarte, palabrita ;)

¡Océanos de amor!

Entradas populares de este blog

#tortillas de patata por encargo en Madrid :) #tortillamiotraella

Pues eso, que me está gustando esto de hacer tortilla de patatas y me están saliendo encarguitos.
Como quiero que salgan más, os dejo este post para que babeéis un poco y os lancéis, siempre que estéis en Madrid.

La tortilla es de las formas más fáciles y bonitas de decir te quiero.

Ha llovido bastante desde ese post, pero mi tortilla, sin duda, ha ido a mejor. Baja Modesto ;)

La receta es sencilla. Buen producto y amorcito.
Patata gallega, natural; huevos frescos, cebolla blanca dulce y aceite de oliva virgen extra.

Dejo la patata tostada pero empapadita en el huevo, emulsionada con la cebolla. Sellada por fuera, jugosa por dentro, pero no chorreante de huevo.



Observa la foto de arriba para ver la textura. O vete a Bululú (santa cruz de marcenado 13) de lunes a viernes sobre las 10 AM a probarla :)




El precio es de 15€ por tortilla y glovo a medias. El pago es a través de mi página de Paypal. Acepto regalos, jajaja. 
Para encargarlas, me mandas un correo, el día anterior sería lo ideal, si no,…

Tortilla de patatas para Fermín

Hoy os hablaré de Fermín y Adela.

Entre los dos llegan a los 120 años y Fermín siempre suelta el chascarrillo entre lo que suman y el peso del matrimonio. Adela ya no le ríe la gracia. Pero se enternece.
Atrás quedaron las tardes en el paseo. Fermín queriendo avanzar, con sus grandes manos, con dedos gruesos, rollizos, rojizos, manoseando curvas y recovecos y Adela frenando por educación, por el debe ser, sofocada, ruborizada y por supuesto, excitada.
Atrás quedaron las noches en vela. La una cargada con el biberón. El otro haciendo encaje de bolillos con la nomina.
Los chicos se fueron.
La casa se quedó tranquila. Lejos de la jarana y la alegría de una casa con críos.
Adela quiere nietos. Quiere volver a sentirse útil, adorada, idolatrada y heroína.
Fermín quiere tranquilidad. Los chicos están bien, no se preocupa. Los nietos serian bienvenidos, pero sin angustias. Que ahora las relaciones no son como antes.
Sale pronto del trabajo. Le queda poco que amasar. Es panadero. Su frase favorita (c…

Maternidad y huevo hilado

Ser madre conlleva mucha generosidad. Tendría un montón de cosas que añadir, pero la más representativa es esa.

Me muero de ganas de darte ese amor incondicional, con la paciencia y constancia que requieren. Pero, y es un pero muy gordo, me apabulla coartar tu libertad, o todo lo contrario, que no sientas mi respaldo, mi abrigo, mi apoyo.

No quiero que ser madre me transforme en madre únicamente. Me encantaría ser capaz de amar apasionadamente a una pareja, conseguir mantenerme estable con ella, con límites, contigo como elemento principal, pero sin olvidar mi persona, y, si fuera posible, a mi pareja.

Soy un desastre con las relaciones. No un desastre, se me dan bien, comenzarlas, pero en cuanto me disuelvo en mi propia entrega, me pierdo, y huyo para volver a encontrarme. Y se acaban.

Hasta ahí no hay mucho problema, somos adultos, los éxitos y los fracasos son parte de nuestra vida. Mientras sepamos sobrellevar la mala conciencia.

Pero entra en juego un retoño.

Mis padres se divorc…