miércoles, 2 de octubre de 2013

Curso 1, curso intermedio de cocina en Le Cordon Bleu





Me mata la espada, nivel Vietnam.
Me duele la cabeza, nivel #jocary

No puedo con mi alma, no me he conectado a redes (salvo para evitar preocupaciones y organizar comistrajos) en más de 10 horas y apenas lo echo de menos, y soy muuuuy adicta.

Pero hoy ha sido un gran día. 
No puedo compartir información del centro, ni fotos ni recetas, pero sí mis sensaciones.

He empezado con fuerzas, con ganas y, sobre todo, con humildad. Vengo a empaparme del estilo Cordon Bleu, de su técnica, de su excelencia, de su tradición. 

Innovar, innovaré con mis desayunitos y mis asuntos, ahí emplearé mi creatividad. 
Ahora he venido a estudiar técnica.

Y es dura, es muy dura a veces, pero es un reto, y me encantan os retos. Me va la caña :)

Hoy he degollado, vaciado y troceado un pollito en menos de media hora y tan pichi. 
La primera vez que lo hice, asco y nauseas brutales. Me salí de la cocina, respiré, eché una lagrimita (Itzi' style!!) y lo hice, pero en casi una hora.

También es cierto que ya he practicado con varios pollos (¿os acordáis de Herminio? Tuvo un funeral muy bonito), doradas, lubinas y bichos varios. Al final te hace callo. Y descubres que como tú no lo limpia casi nadie. Y mola tanto dejarlo limpito, depilarle y cortarle con amor, en fin.

Hoy he aprendido una técnica para quitar tendones que si me queda bonito os subo video. Previo aviso de que puede dañar sensibilidades. Inicialmente el lunes voy a comprar un pollito entero (salvo las plumas e intestinos) y repetiré la práctica de hoy.

Además, me habré hecho con el (puto) rodillo (llevo todo el verano diciéndolo) y quiero hacer masa quebrada. Me apasionan las masas.

En fin, resumen de hoy:

- No he echado de menos el (#) apio, no me convence como sabe, aunque cocinado es más pasable que el nabo, que es demasiado amargo. Pero lo rozas y ya te huelen los dedos todo el día a apio.
- En vez de salmpimentar, volvemos a decir "sasón".
- Decimos (y me incluyo) continuamente coletillas como "alors" (entonces).
- Ya no dejo las cosas al chuphup en el fuego. Se dejan "fremir" (hervor controlado).

Y un sinfín más de tontás, que hacen que disfrute un montón.




Os subo los cielos que me esperaban a la salida, que en nadita serán oscuros y colmados de estrellas.
A ver si mañana os cuento más.

Océanos de amooooor :)