miércoles, 20 de noviembre de 2013

Up and down, el examen parcial.

Hoy hemos salido prontito, prontito, hemos tenido examen.

Al final han sido técnicas de básico, nos ha venido bien el repaso. Y menudo repaso.

Ha sido mi peor práctica. Madreeee.

Teníamos bearnesa, cebollitas francesas glaseadas a brun y patatas torneadas cocidas a la inglesa.

Semejante chuminada podría estar en hora y cuarto hecha. Pues yo en dos horas y media no he sido capaz.

Pero en fin, que hay días y días, y hoy es un mal día.

Pero es una carrera de fondo, hay que seguir, aguantar y no perder el ánimo.

El chef, Erwan, me ha dicho delicadamente todos los fallos y que tengo que relajarme, que no me obsesione, que desconecte un par de días y descanse. Y que cocine algo que me salga bien, que mentalmente me vendrá bien.

Suspiro.

¿y si con el pelo (he pasado de tenerlo laaaargo - mitad de la espalda a corto cortito) se me ha ido la fuerza?? Soy mi propia Dalila. Ay.

Total, que me he cenado mi fracaso, pero animándolo un poco, queso y pimienta negra, sobre pan tostadito. Mandarininas de postre.



Mañana más, y sin duda mejor, mucho mejor.

Ahora a leer (en papel) y a dormir prontito.

Océanos de amor ;)