viernes, 17 de enero de 2014

Escalón y puesta a punto.

Uys, que el martes no actualicé, venga, os cuento.

Hicimos un atún envuelto en albahaca y jamón que resultó delicioso. Y eso que me cuesta la mezcla mar y montaña mentalmente. Encima acompañamos con un deliciosísimo jugo de pollo con módena y soja y patatas crujientes.

Fue una clase dura pero rápida, salió bastante bien.

Miércoles, comienzo a colaborar  en Onda Viajera un programa de Ondacro.com. Pinta bien, es fresquito y ameno, es de viajes y gastronomía y yo aportaré recetitas facilongas.

Dejan entrar a cualquiera en la radio, podéis escuchar el programa aquí. Mi aparición estelar es en el minuto 23.

Hoy, hoy ha habido un escalón importante. Ya sabía yo que la semana pasada era la calma que precede a la tormenta.

Pues no ha empezado el granizo y hoy me he calado.

Fuera metáforas, se nota el nivel de tareas, los tiempos, la coordinación y absolutamente TODOS los detalles.

Para eso es superior, para eso es Le Cordon Bleu. Pero o me pongo aún más las pilas, o no llego. Esto no ha hecho nada más que empezar.

Hoy teníamos paquetitos de pasta brick con noisettes de cordero y crujiente de frutos secos, ratatouille y ajos empanados.

Nos han plantado un costillar completo, de ahí teníamos que sacar la nuez y con el resto hacer un jugo.
Uno, suena fácil, una leche, me duele el brazo de darle hachazos a los huesos. 
Dos, pedazo de jugo con un costillar entero. 

Hay que correr desde el principio, y he estado desenfocada desde el principio. El jugo bien de sabor, algo grasiento, se me han quemado los # paquetitos y el corte del ratatuille mejorable. Inaceptable.

Ya tengo todo lo necesario para practicar este fin de semana y ¡no podrán conmigoooo!

Repongo fuerzas con este sandwichito, jejeje. Jamón dulce Ferrarini, brie y tostadito con mantequilla. Sí, síndrome de Estocolmo total.



Termino con mandarininas, manta y sofa.

Océanos de amor :)