martes, 21 de enero de 2014

Lenguado relleno, contractura y a casa.

¡Ay señor de mi vida y de mi corazón!



No valgo a fucking shit. Hoy he amanecido sumida en dolor por una contractura en el cuello. Algo más abajo, a la altura de la aletilla de los omoplatos, en el centro y el lado izquierdo del cuello.

He ido cual robocop a la escuela, he tomado buena nota de la receta en la demo y me he ido a casa. Previo paso por la farmacia, clarostá.

Me he llevado el lenguado y algo más de material para practicar mañana si estoy mejor o pasado. Ahí está mi nevera, llorando emocionada, plena de amor y felicidad por tener semenjante bicharraco dentro.

Me he dejado los cuchillos en la escuela, soy de un inteligente... así que mañana iré a recogerlos y al menos hago el fondo de ternera y el fumet.

La receta en sí es parecida a la lubina de intermedio, lo que pasa es que en vez de abrir el lenguado por la espada, cosa que no podemos, por que es plano, no redondo; lo fileteamos y hacemos una especie de barquito, relleno con una mousse de idem y trufa :)___ (por la trufa, porque la mousse me da una perezaaaa. Y eso que soy zampabollos).

Lo acompañan saquitos de crêpes rellenos de colmenillas.

A ver qué tal me queda :D

Os contaré :**

Océanos de amor...