Ir al contenido principal

Visita a @restaurantemaru , un koreano delicioso :)

La semana pasada tuve la suerte de ser invitada a probar la deliciosa comida del restaurante Maru.



Al principio me dio miedito, por el tema del picante, soy muy floja en ese sentido.

Pero no, no hubo problema, te preguntan antes de nada y respetan tu decisión. Y no apabullan a pesar de hacerte sentir atendido.

Pero vamos al tema ¿no? que me lío, jeje.

El local dispone de dos zonas amplias, la del fondo dispone de barbacoas. Allí nos sentaron:



Los aperitivos me parecieron flojetes, porque veía con hambre.
Los brotes de soja meh, el de arriba a la derecha era súper picante (kimchi), los calabacines me gustan casi crudos, y las tiritas de abajo a la derecha me encantaron, porque llevaban sésamo. Sí, soy la tonta del sésamo ;)

La carta es amplísima y súper apetecible, nos dejamos aconsejar. Aquí esta todo lo que probamos:

Las gyozas, de lo que más me gustó. Sabrosas, delicadas...



El famoso Bi bip bap (arroz mezclado) que se termina de cocinar en la mesa, mientras mezclas todos los ingredientes. Delicioso. 


Luego empezamos ya con el mariconeo que me gusta, comer casi con instrucciones. Carnes de ternera, una con verduras y otra marinada. Ambas deliciosas pero lo de la marinada es una pasada.

Debes coger una hoja de lechuga, sosona pero crunchy, una hoja de siso, frescor, un poquito (¿poquito?? Dan ganas de untarse el cuerpo con ella) de salsa de soja fermentada y la carne previamente cocinada a tu gusto en la barbacoa. El bocado es exquisito :)____






Y de postre; había varias opciones, ninguna coreana. Pedimos la tarta de chocolate y te verde que era lo más cercano. Supo mejor de lo que pintaba.


Conclusión, quiero volver, realmente me gustó y me dejé un montón de platos por probar.

Gracias por leer.



Entradas populares de este blog

#tortillas de patata por encargo en Madrid :) #tortillamiotraella

Pues eso, que me está gustando esto de hacer tortilla de patatas y me están saliendo encarguitos.
Como quiero que salgan más, os dejo este post para que babeéis un poco y os lancéis, siempre que estéis en Madrid.

La tortilla es de las formas más fáciles y bonitas de decir te quiero.

Ha llovido bastante desde ese post, pero mi tortilla, sin duda, ha ido a mejor. Baja Modesto ;)

La receta es sencilla. Buen producto y amorcito.
Patata gallega, natural; huevos frescos, cebolla blanca dulce y aceite de oliva virgen extra.

Dejo la patata tostada pero empapadita en el huevo, emulsionada con la cebolla. Sellada por fuera, jugosa por dentro, pero no chorreante de huevo.



Observa la foto de arriba para ver la textura. O vete a Bululú (santa cruz de marcenado 13) de lunes a viernes sobre las 10 AM a probarla :)




El precio es de 15€ por tortilla y glovo a medias. El pago es a través de mi página de Paypal. Acepto regalos, jajaja. 
Para encargarlas, me mandas un correo, el día anterior sería lo ideal, si no,…

Berenjena con salsa de miso dulce y katsuobushi #receta y alternativas.

Hola de nuevo, 
para poneros en situación, tengo catarro, el cerebro no me cabe en la cabeza, no oigo ni veo, sólo pierdo mocos cuando menos me lo espero. Perdida de dignidad completa.
Este invierno (en realidad, otoño, todavía) está siendo coñazo con los ataques de sinusitis y constipados. Voy enlazando unos con otros. 
Al tema, escribo desde mi lecho de muerte. Supongo que ya habéis pillado el tono exagerado y sarcástico.
De ahí que la canción que elijo para la receta de hoy es Bakka Survivor de Ulfus. Sobreviviré, dijo ella, con la mano en cabestrillo sobre la frente.

La berenjena contiene potasio sobre todo, también fósforo, calcio, magnesio y hierro. Vitaminas A, B1, B2, B3, C y folatos. Apenas tiene calorías. 
Personalmente, al tener mucha agua, como más me gusta es al horno casi chamuscada, ese tostado sabe a gloria, o a la plancha sin nada más que algo de sal. Si quieres una concesión, que sea con la plancha pintada con aceite. Y con pintada me refiero a eso, a únicamente un pincel,…

Tortilla de patatas para Fermín

Hoy os hablaré de Fermín y Adela.

Entre los dos llegan a los 120 años y Fermín siempre suelta el chascarrillo entre lo que suman y el peso del matrimonio. Adela ya no le ríe la gracia. Pero se enternece.
Atrás quedaron las tardes en el paseo. Fermín queriendo avanzar, con sus grandes manos, con dedos gruesos, rollizos, rojizos, manoseando curvas y recovecos y Adela frenando por educación, por el debe ser, sofocada, ruborizada y por supuesto, excitada.
Atrás quedaron las noches en vela. La una cargada con el biberón. El otro haciendo encaje de bolillos con la nomina.
Los chicos se fueron.
La casa se quedó tranquila. Lejos de la jarana y la alegría de una casa con críos.
Adela quiere nietos. Quiere volver a sentirse útil, adorada, idolatrada y heroína.
Fermín quiere tranquilidad. Los chicos están bien, no se preocupa. Los nietos serian bienvenidos, pero sin angustias. Que ahora las relaciones no son como antes.
Sale pronto del trabajo. Le queda poco que amasar. Es panadero. Su frase favorita (c…